Seleccionar página

Como verán estamos posteando algunas técnicas de investigación que usamos frecuentemente en nuestros proyectos, ahora a mí me toca hablar del tan usado Task Analysis o análisis de tareas.

¿Qué es el task analysis?

Es una técnica de Usabilidad para medir la facilidad de uso de una interfaz a partir de cómo los usuarios realizan tareas para lograr objetivos específicos en dicha interfaz.

Lo importante de un Task Analysis no es cuántos hacemos (cantidad), sino la elección de cada una de las tareas y nuestra capacidad de observación para ver cómo el usuario las ejecuta.

¿Por qué hacer un Task Analysis?

Porque para medir la facilidad de uso de una interfaz no es suficiente que el usuario nos diga su percepción (me gusta, no me gusta), es necesario saber si la gente puede completar los procesos o tareas que generan valor a las interfaces: Compra o venta de productos, llegar a información de contacto, configurar un dispositivo móvil, etc. Es decir el fin último y la razón de negocio de esa interfaz.

¿Cómo se hace un Task Analysis?

A partir de los objetivos de la interfaz se determinan las tareas principales que el usuario debería poder completar sin problemas. Teniendo las tareas identificadas, se registra la ruta ideal, es decir los pasos por los cual el usuario debería pasar.

Se genera un formato de registro de Task Analysis con las tareas y pasos ya definidos (Ver formato PDF de ejemplo).

El formato debe registrar si el usuario logró terminar la tarea o no, al igual que los tiempos y observaciones pertinentes.

Es recomendable que el Task se haga entre dos personas, el que va preguntando al usuario y el que toma las notas (El registro también se puede hacer con un Software especializado llamado: Morae, por dar un ejemplo).

¿Y los resultados?

Para sacar los resultados finales, a cada task se le debe asignar un puntaje, dependiendo la importancia de la tarea, el cual al final debe ser promediado.

Finalmente el Task Analysis es una técnica cualitativa que facilita resultados numéricos para hacer que los clientes obtengan un punto de referencia con cual poder medir su situación actual. Pero repito, es una tècnica cualitativa.