Seleccionar página

Siguiendo con la línea de describir algunas de las técnicas de diseño de interacción que utilizamos, ahora le toca el turno al rapid prototyping, acá algunos datos de utilidad que todos deberíamos de saber.

¿Qué es?

Es un método rápido para construir prototipos (Interfaces) tomando como base los hallazgos preliminares de investigación de usuario. Tiene la gran ventaja que en corto tiempo se puede explorar variedad de estructuras o propuestas antes de desarrollar el prototipo final.

¿Cómo se realiza?

Dependiendo del nivel de detalle se auxilia de técnicas como el Card Sorting (ordenamiento de tarjetas) o Paper Prototyping (prototipos de papel), que generan una aproximación entre contenido, estructura y función. Estos prototipos se recomienda probarlos con usuarios finales o expertos para su refinamiento.

Generalidades

En el rapid prototyping se desarrollan maquetas rápidas interactivas de los elementos fundamentales de la interfaz; con el fin de facilitar la interacción del usuario con las funcionalidad del sitio, aplicación o interfaz que estemos diseñando. Esto ayuda a poner a prueba las funcionalidades básicas del diseño antes de iniciar una etapa de desarrollo y programación. Al final es bueno usar prototipos rápidos para ahorrar en costos futuros de producción a veces irreversibles.

Rapid Prototyping

Ejemplo

Si necesitáramos crear una maqueta de un sitio para entender cómo el usuario navegaría en una interfaz que aún no ha sido creada, el rapid prototyping es un primer acercamiento para aterrizar el concepto, la estructura y los contenidos preliminares con la ventaja de poder hacer cambios sin que afecten en costos de programación o diseño final.

También es importante señalar que el equipo de diseño o incluso el cliente está más abierto al cambio cuando las cosas se encuentran a nivel prototipo que cuando se está en los procesos casi finales. Deberíamos incluir esta técnica en todos los proyectos que necesiten propuestas de estructura y contenido a nivel de interfaz.