Seleccionar página

La evaluación heurística es un análisis de experto en el cual se hace una inspección minuciosa a interfaces o sistemas con el fin de determinar si cada uno de sus elementos se adhieren o no a los principios de usabilidad, diseño o arquitectura de informaición comúnmente aceptados en sus respectivas disciplinas.

¿Cómo se realiza?

Se realiza a partir de parámetros bien definidos de diseño, usabilidad, arquitectura de información; siempre enfocados a los objetivos del proyecto. Del mismo modo, un check list con los heurísticos o criterios son de mucha ayuda para ir anotando los principales problemas que presente la interfaz. En la mayoría de los casos, dependiendo el producto a evaluar, es muy recomendable enfocar los criterios a lo que realmente nos interese identificar, de nada sirve una evaluación heurística que detecta aspectos irrelevantes.

Rubros de evaluación

Nosotros generalmente realizamos evaluaciones heurística a partir de cinco rubros principales, dentro de cada uno evaluamos de 8 a 12 criterios específicos que nos garantizan que no estamos pasando por alto ningún aspecto crucial para el mejoramiento de la interfaz. A grandes rasgos:

1. Navegación: Es el cómo se mueve el usuario en la interfaz.
2. Orientación: Dónde está el usuario y qué tiene que hacer.
3. Interacción: Cómo interactúan el sistema y el usuario.
4. Contenido: Qué hay en el sitio y cómo son comunicados al usuario.
5. Layout: Cómo se distribuyen los espacios en la interfaz.

Una evaluación heurística puede ser tan flexible o rigurosa como sea requerida. Igualmente a mayor número de evaluadores expertos, es más probable detectar la mayoría de los problemas que presente la interfaz. Tampoco se debe caer en el exceso de querer 50 evaluadores, un promedio de 4 a 7 es más que suficiente.

Finalmente una evaluación heurística es solo el punto de vista de los expertos en la materia, es altamente recomendable hacer pruebas de usabilidad con los usuarios reales.